jueves, 15 de febrero de 2018

EPIDEMIA DE SARAMPIÓN EN VENEZUELA.

TIPS PARA MES DE FEBRERO DE 2018
COMISIÓN DE INMUNIZACIONES SVPP.
http://www.svpediatria.org/secciones/publicaciones/tips-de-vacunas/documento/?year=2018&month=2
EPIDEMIA DE SARAMPIÓN EN VENEZUELA.

ELIMINACION DEL SARAMPIÓN. GUIA PRÁCTICA



Caracas, 08 de noviembre de 2017 (OPS/OMS) - La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) apoya al Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) en la implementación del plan de respuesta rápida para la interrupción del brote de sarampión y el control de la difteria en Venezuela.

En Venezuela, desde la confirmación del primer caso de sarampión en la semana epidemiológica (SE) 26 de 2017 y hasta la SE 4 de 2018 se notificaron e investigaron 1.703 casos sospechosos de la enfermedad, de los cuales 952 fueron confirmados (732 por laboratorio y 220 por nexo epidemiológico), 751 fueron descartados.

El 82% de los casos confirmados se registraron en el estado Bolívar, aunque también se notificaron casos en Apure, Anzoátegui, Delta Amacuro, Distrito Capital, Miranda, Monagas, Vargas y Zulia.

El grupo de edad más afectado entre los casos confirmados corresponde a los menores de 5 años, con un 59% de los casos confirmados, seguido del grupo de 6 a 15 años con un 30% de los casos confirmados

Vacunación en caso de brote

Evaluación de la cobertura de la vacunación. Tan pronto como se sospeche un brote de sarampión deben examinarse los datos sobre la cobertura de la vacunación.
Se deben señalar las personas y zonas que podrían correr el riesgo de padecer y ser transmisores del sarampión.
En las actividades de vacunación se debe dar prioridad a los lactantes y niños que aún no estén vacunados.
Prácticamente no existen contraindicaciones para la vacunación antisarampionosa.
La vacunación dentro de las 72 que siguen a la exposición puede ayudar a evitar la enfermedad o mitigar su gravedad.
Las siguientes recomendaciones sirven de guía general pero se deben adoptar medidas específicas basadas en la situación epidemiológica predominante en el área donde se produzca el brote.

A quién vacunar:

Se debe vacunar a todos los niños de 1 a 15 años sin antecedentes de vacunación antisarampionosa.
Si el brote es importante y se están produciendo muchos casos en lactantes de menos de 12 meses, se debe avanzar la edad de la vacunación corriente a los 6 meses de edad y revacunar a estos lactantes cuando cumplan un (1) año.
Se debe vacunar a todo el personal sanitario.
Asimismo, se debe administrar la vacuna antisarampionosa, si no estuviese contraindicada, a todos los niños hospitalizados o que acudan a centros para pacientes ambulatorios por cualquier motivo y no posean comprobante de vacunación.

Además, se debe considerar la posibilidad de vacunar a los adolescentes y adultos jóvenes que residan o trabajen en instituciones tales como bases militares, residencias universitarias, hospitales y fábricas.

Cuándo vacunar: al sospechar que se está produciendo un brote de sarampión, hay que comenzar de inmediato a vacunar a las personas que no estén vacunadas, sin esperar a la confirmación de laboratorio de los casos sospechosos.

Dónde vacunar: tanto en las zonas urbanas como en las rurales, las actividades de vacunación se deben centrar en los posibles grupos aislados de lactantes y niños susceptibles (es decir, todos aquellos que no tengan comprobantes de vacunación antisarampionosa). Se debe tratar de abarcar la mayor área posible. Los lugares habituales de reunión como escuelas, iglesias y centros de salud pueden usarse como sitios para la vacunación masiva.

Bibliografía

1. OPS. Organización Panamericana de la Salud acompaña al Ministerio del Poder Popular para Salud en la respuesta al brote de sarampión y difteria en Venezuela, Disponible en: http://www.paho.org/ven/index.php?option=com_content&view=article&id=380:organizacion-panamericana-de-la-salud-acompana-al-ministerio-del-poder-popular-para-salud-en-la-respuesta-al-brote-de-sarampion-y-difteria-en-venezuela&Itemid=0
OPS. Boletín Semanal de Sarampión/Rubeola Inmunización Integral de la Familia/Familia, Género y Curso de Vida Vigilancia del sarampión y de la rubéola en las Américas, Vol. 23, No.51 Semana que termina el 23 de diciembre del 2017, Disponible en:file:///C:/Users/Usuario/Downloads/ops%20boletin%20sarampion%20dic%202017.pdf
Manual de Vacunas de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría. 2da ed. Libro electrónico. Editorial Panamericana. Disponible en:
http://www.medicapanamericana.com/eBooks.aspx

OPS. ELIMINACIÓN DEL SARAMPIÓN Guía práctica Segunda edición. Publicación Científica y Técnica No. 605 Organización Panamericana de la Salud Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud 525 Twenty-third Street Washington, DC 20037 www.paho.org 2007 p. 65-67. Disponible en: http://www1.paho.org/hq/dmdocuments/2009/guiapractica_sarampion%20ESP.pdf
OMS. Documento de posición de la OMS acerca de las vacunas antisarampionosa. Disponible en: http://www.who.int/immunization/WER_35_Measles_Position_paper_Spanish_25Sep_09.pdf
OMS. Weekly epidemiological record Relevé épidémiologique hebdomadaire 28 APRIL 2017, 92th YEAR / 28 AVRIL 2017, 92e ANNÉE No 17, 2017, 92, 205–228 . Disponible en:file:///C:/Users/Usuario/Downloads/sarampion%20vacuna%20ULTIMO%20DE%20OMS.pdf. Consultada el 04 de febrero de 2018.
OMS. Actualización Epidemiológica Sarampión 6 de febrero de 2018. Disponible en: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&Itemid=270&gid=43509&lang=es. Consultada el 08 de febrero de 2018.

jueves, 1 de febrero de 2018

RABIA CANINA - BOLIVIA: (TAR) BROTE PERSISTENTE, MEDIDAS DE CONTROL

RABIA CANINA - BOLIVIA: (TAR) BROTE PERSISTENTE, MEDIDAS DE CONTROL
*******************************************************************
Un comunicado de ProMED-mail
http://www.promedmail.org
ProMED-mail es un programa de la
Sociedad Internacional de Enfermedades Infecciosas
http://www.isid.org

Fecha: 08 de diciembre de 2017
Fuente: El País, Bolivia
http://elpaisonline.com/index.php/2013-01-15-14-16-26/sociedad/item/275618-casos-de-rabia-aumentan-a-21-en-el-departamento
[Editado por Jaime Torres]


Según el reporte epidemiológico del Servicio Departamental de Salud (Sedes), a la fecha en Tarija se confirmaron 21 casos de rabia canina, hasta la pasada semana se tenían 19 confirmados. El municipio más afectado es Villa Montes, que concentra más del 70 por ciento de los casos.

La responsable de la Unidad de Epidemiología, Claudia Montenegro, indicó que en todos los casos se hizo el bloqueo de la enfermedad, como también la búsqueda activa de pacientes sospechosos de ese mal, quienes fueron vacunados.

Campaña
En junio de este año se realizó la campaña de vacunación contra la rabia canina en todo el país. Para esta actividad se distribuyó más de 2,5 millones de dosis de vacunas antirrábicas, que tuvieron una inversión de 6,2 millones de bolivianos. Para Tarija la inversión fue de más de 195 mil bolivianos con 145 mil dosis que se despliegan en más de 400 brigadas en la ciudad capital y más de 1.200 en todo el departamento.

Pese a esa campaña, el brote de esa enfermedad continuó en los municipios chaqueños, como Villa Montes y Yacuiba con menor cantidad de casos.


Comunicado por: Jaime R. Torres

-- ProMED-ESP

martes, 23 de enero de 2018

coberturAs vAcunAles A otros Inmunógenos con lA IntroduccIón de lA vAcunA AntIneumococcIcA conjugAdA contrA neumococo. estAdo táchIrA (2007-2014). José Vicente Franco Soto, Luis Echezuría Marval, Alejandro Rísquez Parra, José Levy Mizrahi

coberturAs vAcunAles A otros Inmunógenos con lA IntroduccIón
de lA vAcunA AntIneumococcIcA conjugAdA contrA neumococo.
estAdo táchIrA (2007-2014).
josé vicente Franco soto, luis echezuría marval, Alejandro rísquez Parra, josé levy mizrahi

publicación de los ARCHIVOS VENEZOLANOS DE PUERICULTURA Y PEDIATRÍA 2017; Vol 80 (2): 41
http://www.svpediatria.org/repositorio/publicaciones/2017/AVPP%2080-2.pdf


RESUMEN
Introducción: la inclusión de nuevas vacunas en los calendarios públicos pudiese repotenciar el interés de la población favoreciendo el
incremento de la cobertura vacunal. Objetivos: relacionar la cobertura del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) durante el
período 2008 al 2014 con la introducción de la vacuna anti neumocóccica conjugada en el estado táchira en 2009. Métodos: Fue un
estudio clínico epidemiológico, observacional, retrospectivo y correlacional. se observó si hubo una correlación en el crecimiento
interanual de la cobertura de los inmunógenos administrados entre los 2 y 12 meses de edad por el PAI desde el 2008 hasta el 2014 con
la introducción de la vacuna anti neumocóccica conjugada en 2009. Resultados: durante el periodo en estudio, se apreció un aumento
sostenido y uniforme de las coberturas de los inmunógenos estudiados entre 2009 y 2012. la cobertura de la vacuna antineumocócica
fue inconsistente durante el periodo de estudio. se observó una correlación moderada estadísticamente no significativa entre la
administración de la vacuna anti neumocóccica conjugada y el incremento de las coberturas de los demás inmunógenos. A partir de 2012
y hasta 2014 se observa una disminución de las coberturas a excepción de la srP. Conclusión: la cobertura global de los inmunógenos
aplicados en el PAI durante el período 2008-2014 mostró un incremento hasta 2012 que coincidió con la introducción de la vacuna
conjugada antineumocócica sin que se pudiese establecer una asociación causal entre ambos hechos. A partir de 2012 se observa una
disminución de todas las coberturas a excepción de la srP
Palabras clave: inmunización, impacto, neumococo, cobertura, vacuna
IMMUNIZATION COVERAGE FOR OTHER IMMUNOGENS FOLLOWING THE INTRODUCTION OF THE
CONJUGATE PNEUMOCOCCAL VACCINE IN THE STATE OF TACHIRA (2007-2014).
SUMMARY
Introduction: the inclusion of new vaccines in public calendars could enhance population’s interest, which could lead to increased
vaccination coverage. Objective: the objective of this study was to correlate the Amplified Immunization Program coverage in táchira
state from 2008 to 2014 with the introduction of the pneumococcal vaccine in 2009. Methods: this was a clinical, epidemiological,
observational, retrospective, and co relational study. correlation between inter-annual growth coverage of vaccines administered from 2
– 12 months of age during de period 2008 to 2014 with the introduction of the anti Pneumococcal conjugate vaccine in 2009 was studied.
Results: sustained and uniform increase of vaccine coverage was observed from 2009 until 2012. Pneumococcal vaccine coverage was
inconsistent during the study period. there was a moderate correlation with no statistic significance between the administration of
conjugate pneumococcal vaccine and the increase in other vaccines coverage. From 2012 and 2014 a decline in coverage was observed
for all vaccines with the exception of mmr. conclusion: the global vaccination coverage of the Amplified Immunization Program
showed a coincidental increase with the introduction of the pneumococcal conjugate vaccine until 2012, although no causal association
could be demonstrated. . From 2012 a decline in coverage was observed for all vaccines with the exception of mmr
Key Words: immunization, impact, pneumococcal, coverage, vaccine

lunes, 11 de septiembre de 2017

EPIDEMIA DE DIFTERIA EN CURSO A LA SOMBRA, VENEZUELA AGOSTO 2017

EPIDEMIA DE DIFTERIA EN CURSO A LA SOMBRA, VENEZUELA AGOSTO 2017
Alejandro Rísquez Parra.
Médico pediatra-epidemiólogo. Profesor Titular Universidad Central de Venezuela. SLAMVI,
Enfermedad infecciosa contagiosa, de notificación obligatoria, controlada por medio de la inmunización de la población infantil y adultos.
Su expresión clínica es la infección respiratoria de vías altas, rinofaringitis y amigdalitis, que se acompaña de membrana blanca-grisácea, y más raro, en forma cutánea con lesiones ulcerantes. Su complicación es la obstrucción de la vía aérea; fosas nasales y garganta, generado por las toxinas de la bacteria que pueden comprometer la vida. Se transmite de persona a persona por vía aérea y/o por medio del contacto directo por gotas de saliva, estornudos, garganta, piel, ojos o cualquier otro tipo de secreción de las personas portadoras, infectadas/enfermas. El período de incubación de la enfermedad varía entre 2 y 5 días, a veces es más prolongado.
Grandes epidemias de difteria ocurrieron a escala global durante los siglos XIX y XX; my extensos en la 2nda guerra mundial y en la Unión Soviética cuando su crisis a finales de 1980. Durante el siglo XXI, la difteria ha estado controlada en Las Américas, con brotes y pocos casos en Brasil Haití y Guatemala. Desde el año 1992, en Venezuela no se presentaban casos de difteria, sin embargo, en la semana 28 del año 2016 se reportó un brote de difteria, los primeros casos en el Estado Bolívar, zona minera, de Venezuela, de inicio se informaron vía reporte por medios de comunicación masiva en boca de la Ministro de Salud; 4 casos y 2 muertes, dos meses después del evento. Desde esa fecha hasta agosto del 2017, el Ministerio ha emitido pocas comunicaciones y la OPS/Organización Mundial de la Salud en su Boletín de Diciembre 2016 (1), nos informa la ocurrencia de 447 casos sospechosos y más de 10 defunciones, desde el inicio de la epidemia, de estas, se han notificado 126 en el año 2017 (2).
La mayoría de los casos confirmados han sido en niños y adolescentes, 78% de los casos con esquema de inmunización incompleto, 15% no vacunados y el resto desconocido su estado vacunal. La tasa de letalidad de los casos confirmados es del 20%. Algunos casos sospechosos y confirmados no han recibido el tratamiento.
En cuanto a la extensión territorial, ha afectado a más de 17 entidades federales de las 25 de la República, en forma de brotes y casos en comunidades urbanas y rurales, en las primeras semanas de la epidemia restringida en el espacio al oriente del país, y luego propagado a todas las regiones. Se han reportado casos tan recientes como el pasado 22 de agosto de 2017, una muerte de adolescente en el Estado Nueva Esparta, isla de Margarita y otros casos en la Capital y la región de los Andes, por lo cual se estima que la epidemia sigue en curso sin información oficial (la información solo es emitida por la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud) (1,2), el Boletín Epidemiológico Semanal de Venezuela del Ministerio de Salud sin publicar de manera oportuna y continua desde hace más de 3 años.
La epidemia de difteria es precedida de una profunda crisis política y socio-económica en Venezuela que ha mermado su capacidad de ofrecer sus programas sanitarios y preventivos.
El tratamiento de la enfermedad son los cuidados generales, antibióticos y la antitoxina diftérica en los casos agudos y las medidas de soporte respiratorio casos con obstrucción de las vías respiratorias. (3)
La vacunación de la población general y para los viajeros es la medida más efectiva para la prevención de la difteria. La vacuna se aplica 5 veces en los niños menores de 7 años acompañada por lo general de la Difteria, Tétanos y Pertusis (tosferina), o la pentavalente o hexavalente. A partir de los 10 años se aplica como dT (difteria tétanos) o dTpa (difteria, tétanos y tosferina acelular), y se recomienda un refuerzo cada 10 años para estar protegido. En los adultos desprotegidos se deben aplicar 3 dosis, (inicial, al mes y a los 6-12 meses).

Referencias:
1. Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud. Actualización Epidemiológica: Difteria. 16 de diciembre de 2016, Washington, D.C. OPS/OMS. 2016
2. Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud. Actualización Epidemiológica: Difteria. 22 de agosto de 2017, Washington, D.C. OPS/OMS. 2017
2. Juan T Carrizo C, Adelfa Betancourt, Jacqueline de Izaguirre, Yecenia Pérez, Tatiana Drummond, Dina Figueroa, Alejandro Rísquez, José Levy.. Vacuna antidiftérica. Gac Méd Caracas 2016;124(3):226-229

sábado, 8 de abril de 2017

El gobierno de Brasil confirmó el viernes un total de 604 casos y 202 muertes causadas por el brote de fiebre amarilla

Fecha: 24 de abril de 2017
Fuente: El País, Costa Rica
http://www.elpais.cr/2017/04/07/brasil-confirma-un-total-de-202-muertes-por-brote-de-fiebre-amarilla/
[Editado por Jaime Torres]


El gobierno de Brasil confirmó el viernes un total de 604 casos y 202 muertes causadas por el brote de fiebre amarilla que vive el país, contabilizados desde diciembre de 2016 hasta el jueves.

“De estas 202 muertes, 148 tuvieron lugar en el estado de Minas Gerais, 43 en Espírito Santo, cuatro en São Paulo, cuatro en Pará y tres en Río de Janeiro”, informó el ministerio de Sanidad brasileño en un boletín oficial.

La secretaría de Estado añadió que otras 48 muertes “aún se están analizando”, y que 52 fueron descartadas como causadas por la fiebre amarilla.

A pesar de la alta incidencia del virus la buena noticia para las autoridades sanitarias es que el brote de fiebre amarilla corresponde a la variedad silvestre.

Hasta ahora todas las infecciones se produjeron en zonas rurales o pueblos, sin que el virus se haya expandido hacia las grandes ciudades del país.

Ese caso sería más problemático, apuntan los expertos, porque los mosquitos transmisores no serían el Sabethes y el Haemagogus como hasta ahora, sino el Aedes Aegypti, que también contagia el dengue, el zika y el chikungunya.


En gran parte de las áreas rurales de los estados donde se han registrado más casos se están realizando desde hace semanas campañas de vacunación urgente que según el ministerio están dando buenos resultados.

El miércoles el Gobierno decidió disminuir los requisitos de seguridad relacionados con las vacunas, siguiendo las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hasta ahora Brasil recomendaba una dosis de refuerzo después de diez años de la primera aplicación -siendo el último país que mantenía esta exigencia-; ahora con una sola dosis se considera que el paciente está protegido.


Comunicado por: Jaime R. Torres

-- ProMED-ESP

martes, 21 de marzo de 2017

Dr. Jesús Rafael Rísquez. Sinopsis biográfica

Dr. Jesús Rafael Rísquez. Sinopsis biográfica

José Manuel Francisco
Médico Pediatra-Puericultor. Doctor en Ciencias Médicas. Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina. Academia Nacional de Medicina. Correo chenofra@gmail.com
Recibido Junio 29, 2015
RESUMEN

El Dr. Jesús Rafael Rísquez González, Miembro Fundador de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, fue un destacado profesional de la medicina venezolana, en la mitad inicial del siglo XX. Nació en 1893, en Petare, tranquila población, aledaña a la capital. Estudió en Caracas, Madrid y París. Graduado de Doctor en Ciencias Médicas en la Universidad Central de Venezuela (1911), se destacó en diversas áreas de las ciencias médicas: Investigó y publicó artículos sobre parasitología, microbiología, anatomía patológica, clínica médica y divulgación científica periodística. Ejerció diversos cargos administrativos y docentes. Profesor, durante muchos años, en la Facultad de Medicina de Caracas. Dirigió el Laboratorio del Hospital Vargas. Destacado conferencista y organizador. Miembro de la Academia Nacional de Medicina (ANM), con dilatada participación en funciones directivas. No culminó su período como Presidente de la ANM por fallecimiento. Además, fue Miembro de las Academias Venezolana de la Lengua y Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales. Autor de los textos “Lecciones de Bacteriología” (1932) y “Conferencias de parasitología” (1934). Publicó mas de 200 artículos científicos, 118 de ellos, en la revista Gaceta Médica de Caracas. Igualmente, escribió sobre aspectos históricos, literarios y filosóficos. Senador de la República y diplomático. Falleció en Caracas, en 1947, a los 54 años de edad, después de una intensa, variada y productiva trayectoria vital.

Palabras clave: Historia de la Medicina. Biografía Dr. Jesús Rafael Rísquez. Médicos venezolanos. Fundadores SVHM

ABSTRACT

Dr. Jesus Rafael Risquez González, founding member of the Venezuelan Society of History of Medicine, was an outstanding professional Venezuelan medicine, in the initial half of the twentieth century. He born in 1893 in Petare, quiet town, adjacent to the capital. He studied in Caracas, Madrid and Paris. A graduate of Doctor of Medical Sciences at the Central University of Venezuela (1911), excelled in various fields of medical sciences: He investigated and published articles on parasitology, microbiology, pathology, clinical medicine and science journalism. He held various administrative and teaching positions. Professor for many years at the Faculty of Medicine of Caracas. He directed the Laboratory of Vargas Hospital. Featured speaker and organizer. Member of the National Academy of Medicine (ANM), with extensive participation in leadership roles. He not completed his term as Chairman of the ANM death. He was also Member of the Venezuelan Academy of Language and Physical, Mathematical and Natural. Author of the texts "Bacteriology Lessons" (1932) and "Conferences parasitology" (1934). He published more than 200 scientific papers, 118 of them in the journal Medical Gaceta de Caracas. Also he wrote about historical, literary and philosophical aspects. Senator and diplomat. He died in Caracas in 1947, at 54 years of age, after an intense, varied and productive life story.

Keywords: History of medicine. Biography Dr. Jesus Rafael Rísquez. Venezuelans physician. Founders SVHM.

jueves, 23 de febrero de 2017

Hambre y hepatitis matan a los últimos indígenas japreria en Zulia


http://elestimulo.com/blog/hambre-y-hepatitis-matan-a-los-ultimos-indigenas-japreira-en-zulia/

22/02/2017 | POR DÁMASO JIMÉNEZ @DAMASOJIMENEZ, DESDE PERIJÁ. FOTOGRAFÍAS GUSTAVO BAÜER @FOTOGRAFOBAUER
EL ESTÍMULO @elestimulo
CRISIS VENEZOLANA | HAMBRE | INDÍGENAS | JAPREIRAS | PERIJÁ | SALUD | ZULIA |
En Venezuela los últimos miembros de una etnia descendiente de los caribes corren riesgo de morir por la falta de medicinas, atención médica y programas de salud. La nación japreria, en la Sierra de Perijá, agoniza víctima de la impericia y el abandono del gobierno de Nicolás Maduro y de los líderes regionales de la llamada revolución bolivariana, denuncian caciques y médicos epidemiólogos.

Desde hace algunos años, el gobierno revolucionario en Venezuela se ha promocionado como defensor innato de los pueblos indígenas, prometiendo tierras, beneficios y “desarrollo endógeno”. Pero también ha sembrado el odio y resentimiento alrededor de los sensibles territorios fronterizos. Ha creado una ley y un ministerio Para los Pueblos Indígenas hasta ahora incapaz de velar por los derechos de estas personas, o de defender el modo de vida de etnias olvidadas.

Todo este andamiaje legal ha mostrado su ineficiencia por ejemplo para declarar una emergencia sanitaria que pueda frenar lo que según testigos es uno de los mayores etnocidios de la era moderna en la zona de la Sierra de Perijá, en la frontera entre Colombia y Venezuela.
Jacobo González, doctor en Epidemiología y presidente del Comité de Vigilancia Epidemiológica de la Sierra de Perijá, ha estudiado por años la situación que vive esta etnia nómada, cuya precaria existencia transcurre en los estribos de la montaña que forma la frontera entre Venezuela y Colombia.

González asegura que no hay cifras actualizadas de mortalidad, natalidad, letalidad infantil y mortalidad materna en los últimos tres años. Considera que en promedio, los pocos sobrevivientes de la etnia no son conscientes de la gravedad del caso de salud pública que los afecta.

“Nadie en el país ni fuera de nuestras fronteras está consciente de lo que ocurre con esta etnia originaria. Nadie lleva un censo ni cifras de las pérdidas humanas de este abandono. Se están muriendo y nadie hace nada, que cada quien le coloque el nombre que quiera a esta situación, pero se están muriendo”, dice el doctor González.
Los japreria son descendientes de los caribes que confrontaron a los españoles durante la Conquista, a principios del siglo XVI. Después de 518 años de la irrupción de Europa en lo que hoy es Venezuela, se extinguen irremediablemente, en buena medida por la ineptitud de un gobierno que canceló todos los programas sociales e ignora la aparición de enfermedades como el VIH, hepatitis B, C y Delta. También son diezmados por brotes de tuberculosis, paludismo y malaria, agravados con la desnutrición y el hambre que azota al país, especialmente a estos grupos más vulnerables.

La directora del programa de control de Hepatitis y de Asuntos Indígenas del gobierno local del Zulia, María Monzón de Alcalá, ha sido la primera en alertar que en cualquier momento podría desatarse una epidemia similar a la que hubo en 1976, cuando murieron 1.400 indígenas de los 2.500 que integraban las comunidades japreria en aquél entonces.

“Hay 400 casos de hepatitis B y C con agente Delta en la Sierra de Perijá que están latentes. Aún estamos controlando para que no se desarrolle, pero eso debe tener continuidad, porque si los portadores crónicos no son tratados puede iniciarse una grave epidemia definitiva que terminaría con una raza originaria”, alerta desde finales del 2016 la doctora Monzón de Alcalá, experta epidemióloga e investigadora que conoce como nadie la población indígena del estado Zulia.

Japreira 1 Foto Gustavo Baüer

Estas 400 personas sobreviven con los síntomas de hepatitis D, una variante de la enfermedad que se desarrolla en pacientes que ya presentan hepatitis B y que puede producir serias complicaciones en el hígado. Sus síntomas más frecuentes son cansancio, ictericia, dolores en articulaciones y abdomen, vómitos y falta de apetito, explica la especialista.

En los japreiras la situación es más complicada por el aumento de casos de VIH. La totalidad de la población contagiada dejó de recibir tratamiento ante la desaparición de las políticas de salud del Estado y por la falta de medicamentos.

El tratamiento para la Hepatitis –con interferón alfa- no elimina la enfermedad pero ayuda a una mejor evolución de la lesión hepática. Lo más sencillo, como en tantos otros asuntos de salud, es prevenir vacunando contra la Hepatitis B.

Sin asistencia

Desde hace cuatro años el equipo de epidemiología de la región solicitó al gobierno nacional la entrega de los tratamientos que son de alto costo. La respuesta ha sido escueta y a cuentagotas.

El programa Barrio Adentro y el Programa Nacional de Hepatitis fueron presentados como prioritarios para la comunidad japreria, incluso decretado por los tres niveles de gobierno: nacional, regional y municipal -los tres de tendencia chavista- pero ninguno ofrece una respuesta concreta sobre los resultados o estatus del problema epidemiológico.

Japreira 3

Se desconoce incluso si tales programas están fuera de ejecución ante la desaparición por ejemplo de las jornadas de vacunación o entrega de medicinas, según testimonios aportados por los propios indígenas.

Ante la pregunta sobre la preocupación latente por las enfermedades que padecen, María González, cacica principal de la etnia japreria, considera más alarmante la falta de alimentos que está matando en lo inmediato a miembros de la tribu por desnutrición, que la propia asistencia médica que les niegan.

“Antes se acercaban para vacunarnos y cortarle el pelo a los muchachos, traían bolsas con ropa y comida, pero hace tiempo que por aquí no se acerca nadie. Los muchachos cuando crecen se van porque aquí ya no hay nada que comer”, dice González.
Sin percatarse de la grave situación de salud que padece la población en general, decenas de niños corren tras el fotógrafo pidiendo ser retratados. Hubo inocencia y sonrisas por unos instantes.

Desde hace varios años viven en sus ranchos de tabla y lata alrededor de un complejo de pequeñas habitaciones sin concluir y en la que permanecen hacinados. La contratista de la Misión Vivienda levantó también una escuela y un dispensario que lucen abandonados, junto a los tractores y los camiones cisternas que dejaron como monumento a la desidia y el abandono.

Denuncian que desde el último año no llega ningún tipo de medicamento a la zona. Mucho menos ven llegar un operativo con bolsas Clap (paquetes de alimentos racionados por el gobierno federal). Comen de los pequeños animales que cazan y del ñame y la batata que consiguen en la sierra.

Indígenas sin derechos

El profesor universitario e indígena de la etnia añú, Manuel Palmar, sostiene que los pueblos étnicos están viviendo una de las peores situaciones de su historia desde la época de la conquista española. Sus territorios se encuentran fragmentados ante el incumplimiento de las demarcaciones que alguna vez prometió el líder del proyecto revolucionario, el difunto Hugo Chávez Frías.

“Si la pobreza se ha agudizado en las zonas urbanas, en los pueblos indígenas la miseria está matando a los indígenas de hambre, literalmente”, se lamenta Palmar.
El diputado indígena en la Asamblea Nacional, Virgilio Ferrer, señaló que el extinto presidente Chávez nunca fue un real abanderado de la resistencia indígena, a pesar de que inventó el término para intentar cambiar la historia sobre el encuentro violento de ambas culturas en un ensayo de reivindicación meramente discursiva.

Ferrer considera que las etnias carecen de todo tipo de derechos bajo el actual modelo político.

“Chávez utilizó la miseria y el nombre de los indígenas para llegar a los sectores populares que ahora se encuentran más abandonados que nunca. El gobierno venezolano dinamitó la resistencia indígena”, dijo el diputado.

El representante de los indígenas en el parlamento nacional venezolano denunció que mientras en la población yukpa aumentó la morbimortalidad materna e infantil, entre los japrerias resurgieron de nuevos estas enfermedades mortales por la falta de políticas sanitarias y de planificación de la medicina preventiva como las vacunas, el control y el cerco epidemiológico.

“No hay interés en preservar los grupos indígenas, por el contrario pretenden desaparecer a las etnias más pobres y marginales. Como jefe del gobierno Maduro es el responsable directo de la desaparición de estos indígenas porque hace caso omiso al llamado de atención por las muertes que allí ocurren”, afirmó.
El alcalde del municipio Machiques, Alfonso Toto Márquez, hizo un llamado al gobierno nacional para que decrete una emergencia de salud pública en la zona fronteriza ante la crítica e inmanejable situación de hambre, miseria y enfermedades.

“Estamos a las puertas de un etnocidio que tarde o temprano pesará en la conciencia de los venezolanos”, dijo.

“Hay que activar la emergencia sanitaria, mejorar la salud y la educación. Hay que combatir los índices de desnutrición que son alarmantes”, es el llamado de atención del alcalde fronterizo de Machiques de Perijá, región donde están asentados los últimos japrerias.

Japreira 4

Entre Castillete y la parte baja de la Sierra de Perijá quedan bajo la lupa la dolorosa destrucción de fincas productivas, la instauración de un largo estado de excepción con muertes y persecuciones y la creación de una burbuja como zona de distensión para los grupos insurgentes colombianos que conviven bajo la solidaridad de las autoridades.

Para sobrevivir los más fuertes deben convertirse en contrabandistas de combustible o ingresar al narcotráfico muy lejos de su entorno. Los que se quedan terminan relegados al olvido y deben luchar por su vida en un país que los ha invisibilizado.

Según el último informe publicado por el ministerio para la Salud, en 2014 se notificaron 135.332 casos de VIH/Sida entre los venezolanos, 76 % de los cuales eran del sexo masculino. Desde el 2013 la población indígena es identificada como zonas con gran riesgo de contraer infecciones de VIH.

Para 2015 cifras de la Fundación Azul Positivo estimaban 7.400 zulianos viviendo con VIH en Maracaibo, San Francisco y Cabimas, pero manifestaron su preocupación por los repuntes de la enfermedad en las zonas indígenas ubicadas en Mara, Guajira y Sierra de Perijá. Johan León Reyes, coordinador de Azul Positivo asegura que según reportes médicos, la zona más afectada por el alto índice de VIH y hepatitis D que se transmite por vías sexuales, corresponde a los japrerias.

Japreira 6